viernes, 17 de octubre de 2014

Jonathan Calleri

Corren tiempos duros en ‘La Bombonera’. Boca hace tiempo que no da alegrías a su fiel hinchada, prosigue su triste caminar por el campeonato, en tierra de nadie y lejos de los primeros puestos, lo que llevó hace algunas semanas a la destitución del técnico más ganador de su historia, Carlos Bianchi. Ha llegado Rodolfo Arruabarrena, con una buena dosis de frescura y trabajo, y la maleta llena de ilusión por devolver a Boca a su hábitat natural, pero, de momento, se antoja insuficiente para un plantel que presenta serias carencias. Pese a ello, el equipo posee varios jugadores jóvenes que se pueden catalogar como proyectos interesantísimos de cara al futuro. Son los casos de Luciano Acosta, César Meli, Federico Carrizo, o nuestro protagonista de hoy, Jonathan Calleri, 21 años, (23 de Septiembre de 1993, Buenos Aires, Argentina), al que el ‘vasco’ le ha dado toda su confianza, otorgándole galones como ‘9’ del ‘xeneize’.

Jonathan Calleri se formó como jugador en el Club Atlético All Boys, con el que pasó por todas las divisiones inferiores, antes de hacer el debut con el primer equipo en el Torneo Inicial 2013. De cara al Torneo Final 2014, Calleri se convirtió en uno de los hombres importantes del ‘albo’, pese a su juventud. Su buena campaña hizo a Boca –que ya poseía el 30% de sus derechos- decidirse y apostar fuerte por él, decidiéndose a incorporarlo para la temporada actual. La competencia en Boca es dura, con arietes como Emmanuel Gigliotti o Juan Manuel Martínez. 

Calleri es un delantero centro diestro, que ante todo destaca por su servicio al conjunto, mucho más que por su lucimiento personal. No posee una gran corpulencia, sin demasiada altura, y delgado, sin embargo, sabe emplear muy bien su cuerpo para proteger la pelota y ganar la posición. Muy móvil, nunca permanece estático, sale del área, cae a banda, y sobre todo, no da un balón por perdido. Tremendamente incisivo, mantiene una pelea continua con los defensores, disputando cada choque con suma intensidad, obligándolos y exigiéndolos muchísimo, y mostrándose muy atento a cualquier error de la zaga.

No se arruga en ningún momento, y con frecuencia conduce su juego al contacto físico con los centrales. Esto ayuda a ejercer una presión importante en la salida del juego rival. Con criterio cuando le toca combinar, se encuentra muy cómodo dentro del área, su espacio natural. Fuera, suele emplear desmarques no muy largos hacia los los costados, para escapar de la fijación de los centrales. Tiene un buen remate de primeras, también de cabeza, pese a no destacar por envergadura. Debe ganar en sus prestaciones de cara a gol, con el fin de mejorar sus registros anotadores.

En un principio no era titular para Bianchi, situación que ha cambiado con la llegada de Arruabarrena. Ya ha anotado sus dos primeros goles oficiales con la camiseta ‘xeneize’, frente a Estudiantes, y ante Racing, ambos finalizados con derrota para el equipo 'bostero'. Además de esta temporada, Jonathan Calleri firmó un contrato que le une durante dos años más con el club presidido por Angelici, que desembolsó este verano una cantidad cercana a los 2 millones de euros, y que confía en que esa hambre con la que juega el ex de All Boys se traduzcan en muchos goles y lo conviertan en un delantero de jerarquía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada