martes, 21 de abril de 2015

Emiliano Amor

Desde que en 2013 Ricardo Gareca decidiera poner fin a su periplo de un lustro al frente del banquillo de Vélez Sarsfield, el conjunto de Liniers parece no encontrarse a sí mismo, y tras el proyecto fallido del ‘Turu’ Flores, se ha iniciado una nueva etapa con Miguel Ángel Russo. Esta andadura tampoco parecer haber comenzado de la mejor forma, lo que tiene a Vélez muy lejos de los primeros puestos, pese a que tan solo se han disputado 10 fechas. Las alineaciones habituales del fortín destacan por la extraordinaria juventud de muchos de sus integrantes, en lo que es una descarada apuesta por una de las canteras más prolíficas y prósperas del país, algo que se puede incrementar aún más en un futuro próximo, dado los problemas económicos que atraviesa el club y que parece se verá obligado a prescindir de los futbolistas de mayores emolumentos. De entre la nueva hornada de prometedores talentos que presenta Vélez, destaca uno que ya se ha hecho con un puesto de indiscutible para Russo y cuyo nivel crece semana a semana. Su nombre es Emiliano Javier Amor,  19 años (16 de Mayo de 1995, Buenos Aires, Argentina).

Formado en las entrañas de Vélez, Amor ha tenido un destacado paso por cada uno de los equipos inferiores del fortín, lo que llevó al ‘Turu’ a darle la oportunidad de debutar en con apenas 18 años. Fue en el pasado torneo, en Varela, frente a Defensa y Justicia, a pocos minutos para el final. A la jornada siguiente se estrenaría como titular, nada más y nada menos que ante San Lorenzo. Desde la llegada de Russo al banquillo de Liniers, Amor se ha convertido en un fijo en las alineaciones de Vélez, mostrándose como uno de los pilares más sólidos de la retaguardia y consolidando la fama de zaguero goleador que ha ido forjando en las inferiores, ya que en pocos partidos ha tenido la ocasión de celebrar dos tantos.

Amor es un defensa central diestro, de apreciable corpulencia física, roza el 1,85 de estatura, y es fuerte, aunque aún puede ganar en potencia muscular. Esto le permite ir con argumentos en el cuerpo a cuerpo, sabiendo hacer uso de su físico tanto para chocar como para ganar la posición. No destaca por velocidad, pero acostumbra a suplirlo con buena colocación, y se maneja bien en los espacios cortos, especialmente por su buena zancada, yendo con bastante solvencia al cruce. Pegajoso en la marca, se encima mucho al delantero y para ello no duda en seguirle y salir de su zona, incluso dejando demasiado espacios a sus espaldas en alguna ocasión, algo que tiene que corregir con el paso de los partidos. Sabedor de sus carencias técnicas, rara vez se le ve complicarse con el balón en los pies, optando habitualmente por recurrir al despeje en largo o tocar en corto al compañero más cercano sí lo ve claro. Contundente y con carácter, por lo general mantiene un alto grado de concentración. Su gran punto fuerte llega en el juego aéreo, posee un potente salto y se antoja complicado vencerle por arriba, lo que le hace ser dominador en las dos áreas. Se incorpora en las jugadas ofensivas a balón parado, entrañando gran peligro tanto por su colocación como por su citado remate de cabeza. 

Emiliano Amor ha sido tiitular en 9 de los 10 partidos que van de este torneo -solo se dejó de estar presente en la fecha 2 por ser expulsado en la anterior-, disputando el encuento íntegro hasta en 8 ocasiones En sus primeros encuentros en la máxima categoría, el juvenil parece todo un veterano, demostrando una serenidad y aplomo impropios de su edad e inexperiencia, por lo que no sería de extrañar que aparecieran los primeros cantos de sirena en forma de interés de otros clubes o le llegara una oportunidad para participar con la sub-20. Mientras tanto, Vélez se ha apresurado a atarlo, lo que hizo que Emiliano Amor firmara a principios de este mismo año su primer contrato como profesional, vínculo que lo mantendrá unido al club de la v azulada hasta 2018. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada